En el hormigón armado la carbonatación da origen a la corrosión de las armaduras que es también uno de los principales motivos de degradación del material. Por la corrosión se inician dos fenómenos: reducción de la sección de la barra y el despegue de recubrimiento de armadura.


La reparación del hormigón se realiza con la protección y restauración del hormigón y de las armaduras, los refuerzos estructurales y el incremento de la resistividad.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted